‘Play Misty for me’. Obsesión.

Dave Garland es un locutor de radio nocturno al que le gusta la música y el show. Es decir, disfruta con su trabajo, profesión que comparte con uno de sus mayores hobbies: las mujeres. Así, una noche cualquiera terminará conociendo a Evelyn, una fémina que le resultará extrañamente conocida. “Play Misty for me”, le dice una voz femenina al otro lado del auricular noche tras noche. Es la voz de Evelyn, ahora de cuerpo presente en la barra de un bar cualquiera de California. 

Tenebrosa cinta a través de la cual se estrenaba Clint Eastwood en el mundo de la dirección. No era un mal debut, ni mucho menos. El hoy considerado maestro entre maestros conseguía crear una inquietante atmósfera, allá por 1971, gracias al perturbado personaje a quien daba vida Jessica Walter, locomotora sin frenos que se convertía en el motor de combustión de esta historia.

Convincente intriga servida con oficio en la que Clint Eastwood nos narraba un violento relato que viajaba directo hacia el paranoico mundo de la obsesión. Una pesadilla plasmada con terror y turbiedad en la que sufriremos de lo lindo, junto al apuesto galán protagonista, al ver fluir por nuestra sangre el veneno que supone Jessica Walter. Recomendada.

7.5/10  

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s