‘Intruders’. Made in Fresnadillo.

“Carahueca despertó, porque alguien había dicho su nombre; tras muchos, muchos años, era libre. No era joven ni viejo, ni feo ni guapo; no tenía forma, ni siquiera tenía… cara. Se acordaba de un niño con una cara parecida a la suya; Carahueca tenía que encontrarle”.

Dos mundos distintos. Madrid y London. Son familias separadas, aunque conectadas por un mismo elemento: unos intrusos, mitad fantasmas mitad monstruos, que aterran a los niños. Es la premisa a partir de la cual parte este cuento de terror, ciertamente pueril, que nos es servido mediante una impecable factura técnica, y que trata acerca del pánico, bien aquel que sienten los niños ante lo desconocido, bien el que ataca a los adultos frente a lo conocido.

Intruders es una obra notable. La poderosa narrativa nos transporta por los entresijos de la ingeniosa historia ideada por Jaime Marqués y Nicolás Casariego (este, perteneciente a la estirpe literaria de los Casariego). Eso sí, quién acuda al cine en busca del típico terror barato (no tiene porqué ser despectivo), se llevará un buen fiasco. Aquí no se trata de sustos y gritos. Este es un terror pulcro, inteligente y sobrenatural, que le sigue el rastro, aunque todavía de lejos, al maestro de maestros dentro del género, M. Night Shyamalan.

Fresnadillo busca jugar con el espectador. Confundirlo, despistarlo mientras le inquieta, le atrapa y le carcome el sistema nervioso hasta la resolución del misterio. Clive Owen no era preciso para engatusar al espectador, pues de astucia aquí va sobrado el cineasta español, aunque sin duda, un peso pesado como él, nunca está de más en el cartel.

En fin, cinta servida a través de una atmósfera tan cautivadora como inquietante, con un brillante guión (puede que algo cogida con alfileres la resolución), un buen reparto y una narrativa magnética y astuta. No es una obra maestra, pues carece de ese punch especial que otras cintas sí tienen, lo que no quita para que, en su conjunto, ‘Intruders’ suponga una bocanada de aire fresco para el espectador. Importante que todavía existan cineastas tan prometedores como Fresnadillo.

7.5/10

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s