‘Youth in revolt’. Rebelde con causa: poner fin a mi virginidad.

Michael Cera, uno de los ídolos teen más emergente de los últimos años en el mundo del celuloide, encarnaba en esta cinta dirigida por Miguel Arteta a un chaval llamado Nick Twisp. Veámos: es un pajillero, sus padres le aburren, sus amigos aún son más lastimeros que él y, cómo no, sigue siendo virgen. Todo cambiará cuando se marche a una destartalada caravana, lugar en el que conocerá a la chica de sus sueños: Sheeni, una plausible Portia Doubleday. Sin embargo, no será fácil ganarse el corazón de la misma.

Esa lucha (encarnada junto al otro Cera: François), las andanzas por conseguir el amor (a esas edades…), serán la clave de bóveda de una historia tan alocada y gamberra como divertida.  Se complementa con una serie de secundarios (los familiares) que se unen a la esencia del film debido a la caricaturización de los mismos. Unos diálogos frescos e ingeniosos que conducen a más de una carcajada sana. Comedia juvenil que parte de un sueño, el sueño de cualquier quinceañero cargado de hormonas. Una joya que pasa a formar parte del club.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s