(1994) Forrest Gump

Así es, tienen delante suya una de las más tiernas y conmovedoras biografías, en este caso ficticia, que nos ha deparado el séptimo arte. Desentrañada por Eric Roth, uno de los mejores guionistas que ha dado Hollywood en los últimos años, orquestada por el sensacional Robert Zemeckis, y hecha sentimiento gracias a la meritoria labor de Tom Hanks. Además, la factura técnica es insuperable. Uno ya lo siente desde el inicio , cuando todo aparece acompasado por una fabulosa composición de Alan Silvestri, que parece mover con armonía, gracia y sutileza a esa plumita blanca que acaba en los pies del entrañable Forrest Gump, quien aparece sentado en un banco, trajeado y sin perder la compostura, dispuesto a contarnos su historia.

¿Quién no se ha emocionado con Forrest Gump? Sus mil y una peripecias nos cautivan, narrando, grosso modo, buena parte de los acontecimientos estadounidenses más importantes de los años 60 y 70. Nos entregamos a su ferviente y fiel amor por Jenny. Apreciamos las lecciones dadas por la Señora Gump. Sonreimos felizmente con la camaradería brindada por Forrest a sus muy mejores amigos,  Bubba y el Teniente Dan. Y, cómo no, nos emocionamos con la imperecedera escena final.

En fin, puro sentimiento. Alegre y graciosa, triste y dolorosa, tierna y feliz, melancólica y nostálgica. Emotiva obra maestra. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s