‘Borat: cultural learnings of America for make benefit glorious nation of Kazakhstan’. Enseñanzas made in USA.

El polifacético Sacha Baron Cohen conseguía, según algunos, situarse en la cima de su carrera cinematográfica gracias a este film, ‘Borat’. Desde dicho pico, eso sí, no se avistarán grandes paisajes, pues la altura del mismo es bastante limitada. No digo que estemos aquí ante un peñazo de film, dado que ‘Borat’ me resulta graciosa de ver. Además, la mirada que Baron Cohen le echa, en esta cinta, a los Estados Unidos tiene un punto de perversión muy saludable. Sin embargo, la potencia de la historia pierde fuelle a medida que el viaje del afamado reportero kazajo deja en desuso el afilado cinismo para adentrarse en la grosería y el gag soez.

Al final uno termina por darse cuenta de que ha presenciado una concatenación bestial de distintas situaciones que incendian la moral de la sociedad norteamericana actual. El cutre paseo de Borat por la geografía estadounidense toca distintos temas. Sin embargo, uno, por paradigmático, resalta por encima del resto: Pamela Anderson. Entonces, inquiere un kazajo, ¿la vida norteamericana rinde culto y tributo a la silicona? Tan ácida y mordaz como detestable y grosera. En fin, Sacha Baron Cohen en estado puro.

6.5/10

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s