‘La cara oculta’. Tan inquietante como asfixiante.

Adrián es un brillante director de orquesta. Belén es una joven enamorada dispuesta a todo por él. Fabiana, en cambio, es una camarera que todavía busca a su príncipe azul. Tres peónes con los que jugar. Y un As guardado bajo la manga.

Planteamiento nada formal el ofrecido aquí por Andrés Baiz, quien juega con el tiempo, brindando un salteado que confunde, pero que no desorienta, enseñándonos, poco a poco, el póker de ases que guardaba tan sutilmente. Ahí debe estar la gracia del film, pues aunque ‘La cara oculta’ no sea una obra de ingeniería refinada, tampoco cae en el remendo facilón, dado que el guión se apresura en atar todos los cabos sueltos, quedando todo bien compacto, ordenado y en su sitio.

Baiz nos ha regalado aquí una de las historias de amor más tortuosas, hirientes y asfixiantes de la historia del cine. Ha sabido mover las piezas de las que disponía de un modo tan preciso y sutil, como impactante. La correcta factura técnica acaba por engalanar a un thriller del todo inquietante, con un punch descomunal que te dejará, después del golpe de asfixia sufrido, con pocas ganas de planear un ataque de celos contra tu pareja. A destacar una Clara Lago brillante.

7.5/10

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s