‘Blancanieves’. Silenciosa emotividad.

Poster-oficial-BlancanievesEs curioso que en un mismo año, lo que terminó siendo el 2012, se estrenaran tres versiones distintas del clásico Blancanieves. Las dos versiones norteamericanas no he tenido el “placer” de visionarlas. Aún así, arriesgo, digo que seguro no son ni la mitad de talentosas que la nueva obra de Pablo Berger, aquel peculiar cineasta que sorprendió a propios y extraños con ‘Torremolinos 73’ (2003).

Me ha gustado el guión de Berger, plasmando a través de el mismo una adaptación plenamente libre del clásico cuento, transportado ahora a la Sevilla de los años veinte. La narrativa está impregnada de un tono gótico tan peculiar como agradecido de ver, los personajes están fabulosamente interpretados y la manida historia, enredada ahora entre farándula  toros y circenses, queda muy bien resuelta.

Un relato sentido, tan sutil como elegante, que roza la poesía visual. Por momentos, la verdad, emociona. Puede que ayuden a alcanzar ese sentimiento la maléfica actuación de Maribel Verdú, el corazón malherido de Daniel Giménez Cacho o, en definitiva, la errante vida de nuestra protagonista. Conseguida.

8/10    

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s