‘Solteros’. Himno generacional.

En la Seattle de principios de los 90 se sitúan los personajes de esta historia. Una historia coral que pulula por un bloque de apartamentos en el que habitan jóvenes como Matt Dillon, Campbell Scott o Bridget Fonda. Algunos ambicionan ser una estrella del rock, otros ansían cambiar el mundo con un megaproyecto de trenes o arreglando el medio ambiente, otras mientras consideran qué rumbo escoger (ser arquitecta o no) alternan su distracción tratando de ocupar su corazón con algún muchacho.

Himno generacional que retrata, de manera entretenida aunque un tanto caótica, esa crucial etapa de transición a la madurez, con los vaivenes sentimentales, las preocupaciones por el trabajo, la pura amistad, la dicotomía  (si/no) de comprometer el corazón o esa indecisión de no saber qué será de mí. No logra ser una gran película, no logra la excelencia que dos años más tarde comenzaría a conseguir la magnífica ‘Friends’ (1994). No obstante, sí podría ser el tentempié con el que abrir el apetito de cara a aquélla. Buena película.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s