Amores perros (2000)

amores perrosDirección: Alejandro González Iñárritu
Guion: Guillermo Arriaga
Producción: Altavista Films / Zeta Film
Fotografía: Rodrigo Prieto 
Montaje: Alejandro González Iñárritu / Luis Carballar / Fernando Pérez Unda
Música: Gustavo Santaolalla / Daniel Hidalgo
Reparto: Gael García Bernal / Emilio Echevarría / Goya Toledo / Vanessa Bauche / Lourdes Echevarría
Duración: 154 min
País: México

El drama, uno de esos géneros que nunca pasa de moda, tomaba un nuevo aire en el año 2000 con ocasión del estreno de esta película. Amores perros desembarcaba desde México y lo hacía con la frescura que siempre representa la novedad, pero sin tibieza alguna respecto al fondo de la cuestión: mostrar la desazón que pulula en torno a las calles de Ciudad de México. El planteamiento nos sorprende por su originalidad, pues encontramos tres historias distintas para exponer un mismo tema. El cine coral ya existía antes del estreno de esta cinta, sin embargo el formato quedó enriquecido sobremanera gracias a esta narración. Aparecen así varios personajes con el mismo rango de importancia, entrelazándose sus destinos para germinar en una triste fotografía con la que el cine mexicano se despedía del siglo XX.

La trilogía Arriaga-Iñárritu se iniciaba con Amores perros, una historia esculpida desde el corazón. La derrota y el dolor se nos muestran de distintas formas, transmitiendo una sensación desoladora hacia el espectador. No me atrevería a elegir mi cinta favorita de esta trilogía, pues tanto 21 grams (2003) como Babel (2006) son dos obras contundentes, más encaminadas hacia el tema de la muerte que este relato, pero igual de sombrías, duras y hermosas. Sorprende comprobar que Amores perros es una ópera prima, puede que uno de los mejores debut de todos los tiempos. El talento visual de Alejandro González Iñárritu comenzaba aquí a desplegarse, también la aflictiva escritura de Guillermo Arriaga daba sus primeros pasos en el mundo del cine. Igual que la excepcional fotografía de Rodrigo Prieto, la cual se daba a conocer gracias al violento universo callejero expuesto en esta historia, iniciando una carrera así que ya le ha llevado a trabajar con cineastas de la talla de Spike Lee, Pedro Almodóvar, Oliver Stone, Ang Lee, Martin Scorsese o Ben Affleck. Ahí no termina todo, pues el doblemente oscarizado Gustavo Santaolalla componía por primera vez la partitura de un film, mientras que Gael García Bernal, brillante actor, aprovechaba a la perfección la oportunidad brindada para escribir su nombre con letras mayúsculas en la historia del cine mexicano. Es decir, todo (o casi todo) es novel en esta película, aunque no dé esa impresión.

Octavio y Susana. Daniel y Valeria. El Chivo y Maru. Náufragos sobre los que sustenta esta poderosa historia. Ellos y los perros que les acompañan. Porque, en el fondo, de eso va esta película, de retratar lo perra que puede llegar a ser la vida. El amor imposible de Gael, la cruenta realidad de Goya Toledo o los fantasmas del pasado que acompañan a Emilio Echevarría. Retazos de tristeza que un día colisionarán en una calle cualquiera. Retazos de tristeza acariciados por la emotividad más pura. Lirismo del dolor, eso es Amores perros

tumblr_matrj7nyEd1qkw3qgo1_1280

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s