‘Tequila sunrise’. Singular collage sentimental.

Uno, Mel Gibson, es traficante de drogas. El otro, Kurt Russell, es un impoluto agente policial. Tienen en común que son amigos (aún con intereses profesionales contrapuestos), y que ambos han quedado prendados por la belleza y sensualidad de Michelle Pfeiffer, una restauradora de prestigio. ¿Quién conseguirá llevarse el gato al agua?

Tendrán que ver ‘Tequila sunrise’ para saberlo. Lo que sí puede adelantarse es que hasta llegar a la resolución de tan sentimental cuestión, habrá que tragarse casi dos horas de “lucha” personal entre los dos amigos, moviendo cada cual los peónes de que dispone para conquistar el corazoncito de la Pfeiffer. De fondo, y a modo de amenizar el cortejo, presenciaremos una importante investigación policial, con Nick Frescia (Kurt Russell) a la cabeza, para capturar a un narco mexicano a punto de llegar a la ciudad gracias a la ayuda de Marc McKussic (Mel Gibson), lo cual hará soplar el viento (y la flecha de Cupido) en favor de uno u otro.

En fin, la historia no está mal y tiene a su favor el presentar una factura técnica más que correcta (a destacar Conrad L. Hall en la fotografía ), así como un reparto de lujo para un trío protagonista bien perfilado. No obstante, aún no estando mal, el guión parece estancarse, sucediéndose los acontecimientos de un modo excesivamente pausado, faltándole algo de punch a la historia para no caer rendida ante tan desagradable sensación: el tedio. El cocktail explosivo prometido se deja ver, aunque daba para más.

6/10 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s