‘Martha Marcy May Marlene’. Una vida en las tinieblas.

El cineasta, Sean Durkin, contrapone dos mundos totalmente distintos, extremos. Por un lado, una vida sectaria estructurada en torno a una comuna en la que prepondera la opinión de Patrick. En las esquina opuesta, un proyecto de hogar familiar regido por valores burgueses, sometido a los dictados del mercado. En ambos dos está presente una taciturna muchacha. Para unos, Martha. Para otros, Marcy May. La encargada de darles vida es Elizabeth Olsen, quien da un recital interpretativo al enfundarse el disfraz de chica penitente, azotada por una infancia dolorosa, atormentada por una experiencia sectaria nada gratificante y descolocada ahora que ha vuelto a la “realidad”. Todo ello aliñado con un punto de inquietud crónico, rozando la paranoia.   

Thriller tejido con esmero y pulso de hierro que aguarda en sus adentros un verdadero drama, un infierno terrenal que representa a las mil maravillas ese gran actor que es John Hawkes, colosal aquí. Poco a poco, el espectador va adentrándose en el horror, en las tinieblas, sincronizando así su espasmo con el de la protagonista, Marcy May. Lo que originariamente parecía un estilo de vida tan atractivo, tan bondadoso, termina por ser una pesadilla de la que difícilmente uno logra escapar. Hiriente y perturbadora, la narración busca la objetividad, exponiendo los hechos para que el espectador juzgue libremente. Por tanto, un canto encubierto al american way of life que pasa por ser una de las mejores películas de la cosecha del 2011.

8/10   

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s