‘Stoker’.

stoker_ver3Stoker tiene un par de curiosidades a considerar. Una, la más llamativa, la encontramos en el guión, pues viene firmado por Wentworth Miller, sí el carismático Michael Scoofield de la serie ‘Prison break’. Otra, también relevante, la marca el desembarco en territorio estadounidense por parte de Park Chan-wook, uno de los colosos del cine surcoreano y, por ende, del mercado asiático.

El talento visual de Park Chan-wook, apoyado en la potente fotografía de Chung-hoon Chung, sirve como lanzadera idónea de esta inquietante y turbadora historia. Además, tanto Mia Wasikowska como Matthew Goode y Nicole Kidman están espléndidos al encarnar a ese grupo de tarados que rinden pleitesía al universo de la psicopatía, al morbo brindado por la violencia y al detalle por la excentricidad.

Quizás el guión sea más simplón de lo que pudiera parecer inicialmente. Ahí reside la mayor flaqueza de ‘Stoker’. Pero, aún con todo, la estética de Chan-wook consigue darle vigor, tensión y un toque poético a esta peculiar historia familiar.

7.5/10   

‘Prison break’. Mike Scofield.

Un tipo con una mirada enigmática y medio cuerpo tatuado, decide atracar un banco. Se llama Michael Scofield, y busca justicia. O más bien salvarle el pellejo a su hermano, Lincoln Burrows, un reo condenado a muerte que agota su últimas horas en el corredor clamando su inocencia. Sea como sea, los Hermanos (interpretados excepcionalmente por Wentworth Miller y Dominic Purcell) todavía no saben que nos van amenizar la velada por un buen tiempo.

Son infinidad de trampas, trucos y giros baratos los que posee ‘Prison break’. El guión va dando saltos contínuos, enrevesando y forzando la trama. Todo suena a déjà vu a los pocos capítulos de comenzar. Además, sientes como te aboca constantemente al borde del precipio, pero nunca, nunca, acaba por soltarte. Parece tener, en cambio, un aura envolvente, creando en nosotros una adicción que pide más acción. Nos dejamos engatusar por la mente brillante de Mike Scofield y la bravura de Lincoln Burrows. Aceptamos con gusto las situaciones que rodean al resto de personajes (T-Bag, Mahone, Sucre, Tancredi y una larga lista de secundarios). Nos mordemos las uñas en infinidad de ocasiones a sabiendas de que hay gato por liebre, a sabiendas que vamos a presenciar un tutiplén de situaciones inverosímiles y atropellos a la coherencia. Pero, a pesar de todo, me gusta. Es así, es la mística breakiana.

 

Spoiler

Michael J. Scofield
September 8, 1974 – November 4, 2005
Husband, Father, Brother, Uncle, Friend
“Be the change you want to see in the world.”