‘Chinese box’. Hong Kong bajo la melancolía.

La_caja_china-163224139-largeEstamos en 1997 y Hong Kong está a punto de decir adiós a los ingleses. La incertidumbre, en forma de dominio chino, se vislumbra en el horizonte más próximo. Ahí, preocupado por las gentes que habitan en esa gran ciudad, descansa el relato que aquí nos ocupa: Chinese box.  

El irregular Wayne Wang filmaba, en esta ocasión, una obra sentida y emotiva. Una poética historia en la que Hong Kong quedaba teñido por una sutil melancolía. Es la vida, que se marcha. También la profunda tristeza de Jean, esa chica para la que el sol nunca despierta. Y el amor, el penitente amor que John siente por Vivian.

Un paisaje conmovedor, pincelado con tacto y delicadeza. Tanto Jeremy Irons como Gong Li y Maggie Cheung focalizan nuestra atención, haciéndonos partícipes de esta explosión de sentimientos.

8.5/10