‘Paraiso travel’. La épica de la vida.

paraiso_travel_ver2_xlgMarlon está perdidamente enamorado de Reina, su novia. Ambos son jóvenes y tienen un futuro prometedor esperándoles. Sin embargo, ella no está dispuesta a desperdiciar su vida en Colombia. Sueña con llegar a los Estados Unidos, con alcanzar la porción del sueño americano que le corresponde en la tierra de las oportunidades. Y Marlon, bien, él simplemente la seguirá por amor.  

Esto es ‘Paraiso travel’, el título dado a esta perfecta obra pulida por Simon Brand en base a la escritura de Jorge Franco Ramos. Tres son los pilares sobre los que se sustenta la narrativa: el drama de la inmigración; el romance; y la búsqueda de cada uno por encontrar su lugar. Buenos ingredientes, por tanto, para elaborar una poderosa historia sobre ilusiones rotas, sufrimiento y penas. Aunque también hay espacio, en medio de tal pesadilla, para la determinación, el esfuerzo y, finalmente, la satisfacción.

No busquen encontrar la típica postal neoyorquina en esta cinta. Pues Marlon, un brillante Aldemar Correa, no estaba de vacaciones glamourosas en la ciudad de Nueva York. Estaba, como tantos otros, tratando de lidiar al monstruo, al gigante. Es el lado amargo de la vida, cuando no te queda otra que echarle un pulso a ésta, encontrar tu camino en medio de tanto azote y mejorar, convertirte en un hombre. Una épica narración, muy acorde con el siglo XXI, en la que todo queda bien equilibrado y repartido. 

8/10   

‘Unknown’. De más a menos.

Tiene un planteamiento inicial bastante fresco y atractivo: cinco desconocidos despiertan súbitamente, ensangrentados y malheridos, sin recordar cómo han llegado a estar encerrados en un edificio totalmente sellado y de imposible escapatoria.

Caras conocidas como Jim Caviezel, Joe Pantoliano, Greg Kinnear o Barry Pepper, protagonizaban este thriller parido por Matthew Waynee (guión) y Simon Brand (dirección) en el que se destacaba a la hora de abrir interrogantes, errando, eso sí, en la tarea de dar respuesta a los mismos.

En fin, humo. Te mantiene en cautiverio durante los primeros veinte minutos. Luego la cosa ya va desinflándose de mala manera, llevándote, por tanto, el fiasco correspondiente, pues allá donde esperabas encontrar una obra ingeniosa, no había otra cosa que no fuera la típica bacalada hollywoodense.

5.5/10