‘Four christmases’. El lobby católico en Hollywood les desea una feliz navidad.

Seth Gordon se nos ponía navideño con ‘Four christmases’, una divertida cinta que focalizaba sus miras en una pareja de tortolitos: Reese Witherspoon y Vince Vaughn.

A los dos les sonreía la vida, esto es,  tenían un buen trabajo, un buen apartamento, un buen coche… y hasta unas buenas vacaciones navideñas en las Islas Fidji! Pero, ¿saben qué no tienen? Familia, un hogar cálido. Todo cambiará, sin embargo, cuando una espesa niebla les impida coger el vuelo que pondría sus traseros en las aguas cristalinas y turquesas del Pacífico. Es hora de pasar la nochebuena con la familia, digo con las cuatro familias (vienen de padres divorciados).

Es el momento de las anécdotas, los álbumes de fotos desmitificadoras y las pullas fraternales. Un recorrido ameno, divertido y gamberro por los hogares familiares de nuestros protagonistas será el medio ideal para entreternos la velada. ¿El fin de todo ello? Clavarnos, valiéndose de la calidez navideña, una acertada, enternecedora y reconfortante apología de la familia. Típica.

6/10