Qué decir sobre… «L’auberge espagnole» (2002)

LAuberge-Espagnole2

Dirección: Cédric Klapisch

Guion: Cédric Klapisch

Fotografía: Dominique Colin

Música: Loïk Dury

Montaje: Francine Sandberg

Reparto: Romain Duris, Judith Godrèche, Audrey Tautou, Cécile de France, Kelly Reilly

En 2002 sorprendía Cédric Klapisch con un relato fresco y jovial, pincelado a través de un europeísmo agradecido de ver, en el que se servía de la excusa “erasmus” para lanzar un auténtico himno generacional.  

Todo se centra en Xavier, un francés que, por motivos curriculares, terminará en Barcelona en mitad de un viaje de estudios. Joven, con mil interrogantes abiertos y, por tanto, rodeado de incertidumbre. O, más bien, de caos, como dice el protagonista. Él no es otro que un excepcional Romain Duris. La cantera de actores con la que trabaja Klapisch en esta cinta, además, es fabulosa. Tenemos a dos secundarias de lujo: Cécile de France y Audrey Tautou. Se cuela en mitad del cartel una chica que está estupenda, Judith Godrèche. 

Quién no se ha visto alguna vez en una de las aventuras que viven estos chicos. Una odisea vitalista en la que uno, como espectador, se divierte y emociona a partes iguales. No es una gran película, claro. Pero, dentro de sus pretensiones, ha conseguido dar en el clavo: sacarnos una sonrisa. 

auberge-espagnole-2002-12-g

Votación | 3/5  

‘Flight’. Moralina.

flight-us-posterLos primeros treinta minutos de la obra de Robert Zemeckis rozan el notable. La narración brilla con luz propia durante este intervalo de tiempo, consiguiendo acelerar nuestras pulsaciones al mostrarnos los interiores de la tragedia aérea. Sin embargo, superado este punto efectista y trepidante, la película comienza a desinflarse como consecuencia de un guión lleno de lagunas, un montaje errático, una duración excesiva y un final de empaque.

La historia da la sensación de estar descompensada, además de ser un tema bastante manido en la industria de Hollywood. No aporta nada nuevo. En cualquier caso, a la corrección de la factura técnica se le suma un Denzel Washington que brilla en su actuación de alcohólico desamparado, así como un John Goodman que ejerce nuevamente de secundario de lujo.

Viendo quien firma esta cinta, uno podría esperar mucho más de ella. El mejor Zemeckis solo aparece a cuentagotas durante el metraje de ‘Flight’. Lo dicho, más allá del prólogo del film y de la notable interpretación de Denzel Washington, el resto suena a mediocridad.

6.5/10