‘Brassed off’. Y la música sonó.

600full-brassed-off-posterEn una zona minera de Inglaterra las cosas no terminan de andar bien. El gobierno de Margaret Tatcher está dispuesto a liquidar el negocio y abrir nuevos intereses nacionales en otras ramas de la economía. Así de fácil. El problema es que detrás de números y sumas, siempre suele haber personas con sus peculiares tragedias y debacles personales. De esto va ‘Tocando el viento’. Bueno, de esto y de cómo el amor por la música será la única razón que tengan los chicos de la banda de la minería para no decaer en su vidas, para seguir andando. “Al menos ellos nos escuchan“, se dicen unos a otros.   

Emotiva historia en la que brillan, elección personal, Ewan McGregor y Stephen Tompkinson con luz propia. La denuncia social sobre el cambio en la economía inglesa irradia amargura al por mayor. Sin embargo, Mark Herman sabe darle el punto de caramelo necesario para que le quede un plato de muy buen gusto en el que la necesaria reivindicación no va en disputa con el enternecedor sentimentalismo que aquí nos han propuesto. Notable.

7.5/10