American horror story: murder house

American-Horror-Story-Poster-seriesdankoUn joven matrimonio, con su hija a cuestas, decide dar un vuelco a su vida con tal de oxigenar una relación que está en horas bajas. ¿La solución? Comprar una preciosa casa con tal de volver a ser felices, comenzar de cero.

American horror story (2011) tiene su aquel. Llena un vacío existente en el panorama de las series estadounidenses, pues apenas existían obras de terror con toques de thrillerAun siendo un producto digno y de calidad, conviene resaltar que la trama ingeniada por Ryan Murphy y Brad Falchuk peca un tanto de redundante. Hay momentos cansinos y repetitivos. Es el único reproche que le podemos hacer. Del lado contrario, podemos destacar que tanto Dylan McDermott como Connie Britton están estupendos. No lejos de ellos anda el inquisidor Evan Peters. Y, destacando por encima de todos, encontramos a una excepcional Jessica Lange.

En resumen, no encontrarán ninguna obra maestra entre los capítulos de esta serie. Sí habrá, en cambio, tensión, desquicie y mala sangre. Un producto bien elaborado que le dejará el cuerpo revuelto a más de uno.

7.5/10

‘Night and the city’. Película menor.

nightandthecity_w

De Niro se disfraza esta vez de abogado, Harry Fabian. Su vida deambula entre casos insignificantes y noches de bar en la ciudad de Nueva York. Es un perdedor, un superviviente. Serás aún más consciente de ello cuando intente desplumar al mafioso de turno del barrio, ‘Boom, Boom’ Grossman, y no lo consiga. Intentará, pues, dar un giro a su vida.

Decidirá hacerse promotor de boxa. Luchará por organizar un combate de boxeo sin apenas recursos. Se alineará con otro séquito de perdedores, entre ellos una gran Jessica Lange, para tratar de materializar su idea. La lucha desesperada por conseguir el dinero necesario para montar el tinglado le llevará a enfrentarse nuevamente con ‘Boom, Boom’ (promotor, a su vez, de boxeo en la misma zona) y Phil, el esposo de la mujer (Jessica Lange) con la que Harry Fabian mantiene un idilio, y, también, su mayor prestamista en este negocio.

El final, tan cruel como esperado. La derrota. La cruz de la moneda. Harry Fabian y Helen acabarán arrinconados en el callejon sin salida y lleno de basura en el que se adentraron al iniciar el film con sus inocentes sueños. Ni él fue un importante promotor de boxa, ni ella triunfó con su nuevo local alejada de un marido al que no amaba. La realidad, en estos casos, suele ser muy distinta a los sueños.

‘La noche y la ciudad’ nos deja así un retrato sobre la derrota y el dolor que conlleva ésta.  Sin embargo, el retrato no llega, no conmueve. A pesar de la, como casi siempre, buena actuación de Robert de Niro, y el contar con una secundaria de lujo, Jessica Lange, el film no acaba de arrancar en absoluto. Es un paseo superficial por las aceras de Nueva York, no acaba de adentrarse en ese mundo tan oscuro de la noche neoyorquina. Daba más de sí. En fin, película correcta (montaje penoso) que no perdura en la memoria.