‘A late quartet’. Al compás de la vida.

db88f333b62eaf288547b6826bc16d74Una propuesta sencilla pero encantadora. Así es la obra elaborada por Yaron Zilberman. La clave de bóveda de la misma se encuentra, además de en la música clásica, en un magnífico reparto en el que destaca su cuarteto protagonista: Philip Seymour Hoffman, Catherine Keener, Christopher Walken y Mark Ivanir.

El invierno neoyorquino como escenario. Unos afinados y agradecidos diálogos como vehículo. La música como excusa. Y la vida como tema principal. ‘A late quartet’ representa historias comunes, problemas mundanos. Mil emociones, alegres y tristes, que quedarán armoniosamente combinadas al compás que marcan las mejores partituras clásicas. Qué fantástica puede llegar a ser la vida y con qué sutileza ha sabido plasmarlo esta maravillosa película.

7.5/10

‘Blue velvet’. Deslumbrante pesadilla.

blue_velvet_00Lumberton es un pueblo pacífico y tranquilo. Situado en North Carolina, sus habitantes trabajan en el sector maderero y ocupan ese estrato social al que conocemos como clase media. Amplias casas, bonitos jardines, serviciales coches y buen pavimento. Una colección de preciosos vecindarios en la que todo parece perfecto, impoluto. Una estampa, en apariencia, sin un pero.  

“Es un mundo extraño”. Jeffrey Beaumont, un joven que vuelve a su pueblo natal tras la enfermedad de su padre, no alcanza a comprender porqué existen los problemas, porqué la gente se comporta como se comporta. No entiende, en definitiva, la turbiedad que rodea a la vida. Él no la cree necesaria, como tampoco Sandy, una joven en la que en sus sueños imagina un mundo lleno de petirrojos, simbolizando éstos el amor y la benevolencia.  

El brillante David Lynch se sirve de la sensualidad de Isabella Rosellini, de la soledad y desamparo que proporciona un triste apartamento, de la obsesiva – casi enfermiza – actitud de Kyle MacLachlan, de la candidez y ternura de Laura Dern, de la peligrosidad de Dennis Hopper y, sobre todo, de las oscuridades que rodean a este mundo para tejer una obra angustiosa, de perfecta narración y estética, que termina por inquietar al espectador.

Un metódico thriller de claustrofóbica puesta en escena que juega con las dobles apariencias y las falsas realidades. Eso es, en esencia, ‘Blue velvet’. ¿Qué hay más allá de la superficie? Prepárense para adentrarse en esta deslumbrante pesadilla.

8.5/10