Qué decir sobre… «Traffic» (2000)

traff

Dirección: Steven Soderbergh

Guion: Stephen Gaghan

Fotografía: Steven Soderbergh

Música: Cliff Martinez

Montaje: Stephen Mirrione

Dirección artística: Keith P. Cunningham

Reparto: Benicio Del Toro, Michael Douglas, Don Cheadle, Chaterine Zeta-Jones, Erika Christensen, Luis Guzmán, Dennis Quaid, Salma Hayek, Albert Finney, Viola Davis, Jacob Vargas, Amy Irving, Steven Bauer, Benjamin Bratt

El universo que envuelve a la droga ha sido retratado en multitud de ocasiones en la gran pantalla. The wire (2002), cierto es, marcó un antes y un después a través de una incisiva y profunda disección sobre el narcotráfico en Baltimore. Probablemente fue la obra capital del siglo XXI, aun siendo un producto destinado para la televisión. En todo caso, las drogas son una temática que uno puede abordar desde distintos géneros, aunque donde mejor encajan son en el thriller, el policíaco o el drama. Un poco de todo esto se nos presenta en Traffic, película seria y robusta que, bajo mi punto de vista, supone el trabajo más completo en toda la filmografía de Steven Soderbergh.

El guion de Stephen Gaghan es una maravilla. Plantea una historia coral donde los distintos personajes, todos carcomidos en un sentido u otro por los narcóticos, pelean en una batalla sin cuartel. En este sentido, la galería de actores brilla con luz propia. De entre todos ellos, me quedo, gusto personal, con Benicio Del Toro, quien humaniza a través de la figura de Javier, policía mexicano, el infierno que se vive en Tijuana. El otro tapado del cartel es Don Cheadle, un tipo que no decae en su férrea convicción de luchar contra gigantes, mientras que Catherine Zeta-Jones, gigante hecha persona, exhibe el don del maquiavelismo más extremo, hiriendo a todos con una mirada tan fría como criminal.   

El papel de Michael Douglas, ejerciendo tanto de implacable juez al servicio de la lucha contra la droga como de padre coraje, merece una mención especial, pues sirve para desatar una de las realidades más crudas en este agreste paisaje, es decir, la condena que acompaña al lado de la demanda, a todos esos náufragos que encuentran su tabla de salvación en un chute. La yonqui adolescente, Erika Christensen, no llega al nivel de Ewan McGregor en Trainspotting (1996), Jennifer Connelly en Requiem for a dream (2000) o Aaron Paul en Breaking bad (2008), quizá los tres personajes más icónicos, pero sí que le da para colocar sobre el escaparate las contradicciones, impotencias y sufrimientos que acompañan a una de las lacras más hipócritas y cínicas a la que uno trate de hacer frente: la adicción a la droga.

Traffic

Luchar contra fantasmas. Perseguir sombras. Diluirse ante la adversidad. La demanda sufre, y pocos se preocupan de ella. La oferta, por su parte, se desangra en una competición por alcanzar la mayor cuota posible de uno de los mercados más infames que existen. Es un negocio altamente rentable, de consecuencias humanas nefastas y, como aquí queda patente, muy difícil de aislar, perseguir y controlar. Todo ello queda retratado con pulso firme por Steven Soderbergh, quien mueve su cámara de un lado a otro deparándonos un universo visual peculiar pero eficaz que deja pocos cabos sueltos en su narración.

Estamos, en definitiva, frente a un ambicioso proyecto que expone de un modo natural y realista todos los flagelos que acompañan al “tráfico”. De entre todos los peones utilizados, como ya he dicho, me quedo con tres personajes (Montel, Don Cheadle; Javier, Benicio Del Toro; Wakefield, Michael Douglas), con tres héroes anónimos a los que no les importa, sea cual sea el precio a pagar, adentrarse en las tinieblas para plantar cara a los demonios. Al final, todo se resume en una noche donde los chavales juegan en una cancha de béisbol al abrigo dado por la calidez de unos focos. Estamos ante una obra mayor.

Votación | 4/5          

Anuncios

‘Savages’. Amor, pop y drogas.

500d1e54480daEl universo de Don Winslow era llevado a la gran pantalla a través de la mirada de Oliver Stone. El propio escritor se inmiscuía en labores de guión, dando como resultado una notable historia que retrataba, toque comercial incluido, el mundo del narcotráfico en California.

La producción se encargaba de colocar savia nueva a modo de anzuelo como reclamo para el público joven. De ahí la presencia en el cartel de guaperas como Taylor Kitsch (Friday night lights), Blake Lively (Gossip girl) y Aaron Johnson (Kick-Ass), los cuales, por cierto, no lo hacen nada mal al encarnar al trío protagonista. Muy atinada la elección dado que, en el fondo, la película peca un tanto de efectista. Es decir, le falta convicción y seriedad al relato, pues Oliver Stone no traspasa la frontera, no va más allá, conformándose con mostrarnos a tres jóvenes norteamericanos viviendo al límite esta “aventura” repleta de Carteles, violencia y dinero ensangrentado. 

Lo dicho, una película notable a la que le falta ambición por ser algo más. No termina de creérselo, y es una lástima. El pincel con el que Winslow nos muestra la lacra del narcotráfico en la zona México-Estados Unidos queda complementado por el toque pop de Stone. Nadie se aburrirá con estos “savages” y, seguro, más de uno saldrá aterrorizado con el recital dado por Benicio Del Toro.

7.5/10 

‘Snatch’. Un mordaz paseo por la mugre.

Benicio Del Toro enciende la llama de esta irreverente historia cuando le da el palo a una compañía judía de diamantes. El pedrusco en cuestión tiene por fin terminar en las manos de Dennis Farina. Sin embargo, Del Toro tiene decidido brindarse a sí mismo un buen fin de semana, repleto de trajes caros, puros habanos y apuestas ilegales, por las calles londinenses. Eso, lo sabe Boris ‘El ruso’. El diamante no tiene dueño. Lejos de allí, el atontado de Stephen Graham y el serio de Jason Statham malviven como promotores de combates de boxeo ilegales. Por una causa del todo extravagante, la compra de una caravana, terminarán éstos dos por verse envueltos en un violento asunto protagonizado por un excepcional Brad Pitt y un bruto Alan Ford.   

Los acontecimientos se sucederán y un hilo muy fino terminará por unir este sinfín de anécdotas gangsteriles que nos presenta Guy Ritchie con buen nervio y pulso frenético. La multitud de personajes convertirán la apacible algarabía y el ordenado caos en un fresco muy apetecible de ver para el espectador. Así, desde Del Toro a Brad Pitt, pasando también por el antiguo defensa del Wimbledon, Vinnie Jones, o por un patán trío de atracadores. Sin olvidar, cómo no, a un perro con obsesión de tragar cualquier objeto que se le presente. 

Película chisposa, acelerada y trepidante. Un recomendable paseo por la mugre que envuelve al negocio de los diamantes. No busquen una gran historia detrás de toda esta hiperactiva y violenta cascada de imágenes y personajes. Ahí reside, quizás, la gran virtud de Ritchie. ¿Por qué gusta tanto una cosa tan sencilla como ‘Snatch’? Puede que sea por los acertados diálogos, por las ingeniosas situaciones presentadas o por la ininteligible labia de Brad Pitt. En fin, pasen, vean y disfruten del mordaz recital aquí brindado.

7.5/10 

‘The Wolf Man’. La venganza de Del Toro.

Estamos en el sigo XIX. Inglaterra impulsa, con su proceso industrial, a gran parte de la humanidad hacia la modernización. Londres se convierte en capital del mundo, llena de humo, trabajo y capital. No muy lejos de allí, en Blackburn, una pequeña aldea por aquel entonces, un misterioso suceso ha ocurrido en Talbot Home. El hijo menor de la familia, ha muerto en extrañas circunstancias, como ya le sucediera a su madre años atrás. Ahora, Lawrence Talbot, el hijo mayor, interpretado por Benicio del Toro, ha regresado en socorro del auxilio de la prometida de su hermano, Emiliy Blunt. Hay que resolver el misterio tan horrendo que envuelve la mansión del extraño patriarca, Anthony Hopkins.

En ese contexto, la zíngara y la mordedura volverán, proporcionando una entretenida historia en la que el amor (por la Blunt), la venganza (contra sir Hopkins) y el odio hacia la bestia (la caza de Weaving) se apoderarán de la pantalla, alternándose con el terror, la sangre y los aullidos oportunos. Es un gran hombre lobo el que nos ha regalado Benicio del Toro, a quien le venía como anillo al dedo el papel.  ‘The wolf man’ cumple con creces las expectativas generadas en torno a ella. No es ninguna gran película, pero cumple con lo prometido, gozoso entretenimiento.

Oscar 2009: And the winner is…

Oscar Statuettes

Hoy es el día. O mejor dicho, esta noche se celebra la 82ª edición de los Oscar. Sí, esas estatuillas doradas a las que tanto y tanto ansían (por lo que representan más que por el valor que tienen) las celebridades que se mueven por este mundo del Séptimo arte, son entregadas nuevamente en esta madrugada del domingo al lunes. 

Se podría calificar de noche mágica del cine. Y así lo hacen muchos. Yo, en cambio, la considero más como la noche farandulera por excelencia del mundo del cine. La noche en la que todos están contentos, todos son amigos, todos irradian felicidad. Todos van guapos y guapas con esos trajes tan presuntuosos con los que visten hoy. No hay malas caras, ni enfados (salvo el de alguno que se queda con la miel en los labios). Sólo sonrisas de oreja a oreja. 

Se califique como se califique, estamos ante la nueva edición de estos premios forjados en el marketing y en el comercialismo de la industria de Hollywood. Unos premios a los que algunos desean y esperan, y otros detestan. Unos premios que levantan el mismo grado de expectación como de pavor. Lo que seguro que no levantan estas estatuillas, la palabra que jamás provocarán, es la de indiferencia.

Nos guste o no, los aburramos o no, los esperemos o los detestemos, todos nos hacemos eco de quiénes fueron los ganadores. De si nos pareció justo o no. De si tal de si cual. Por ello, y como los Oscar van acompañados de todo este ritual, hoy se dedica este espacio a la predicción de las vencedoras de esta noche, la añoranza y el sentimiento de decepción por las grandes obras olvidadas, y el deseo de ser académicos y poder decidir quiénes son los ganadores/as. Así pues, paso a describir cuáles han sido para mí las grandes olvidadas, cuáles ganarán, y cuáles hubieran ganado de poseer yo el voto decisivo.

MEJOR PELICULA

  • ‘El curioso caso de Benjamin Button’
  • ‘Frost/Nixon’
  • ‘Slumdog millionaire’
  • ‘Milk’
  • ‘The reader’

slum-22

Ganará… ‘Slumdog Millionaire‘. Es su año. Ha dado el ‘pelotazo’ y aparece en todas las quinielas. Pese a ello, no me parece la mejor película de esta edición.

Quién me gustaría… ‘El curioso caso de Benjamin Button‘. La más completa de las cinco candidatas, la que más me ha llenado de todas. Yo se lo daría a ella o a la película que más me ha inquietado este año y más me ha hecho reflexionar, ‘The Reader‘.

Se olvidaron de…  ‘El intercambio‘. Cinta con aire de clásico que, para mí, ha sido uno de los mejores trabajos del 2008. ‘Revolutionary Road‘, ese retrato amargo, también tendría que haber estado incluido en esta categoría. Quizás han sido las dos gran olvidadas de esta edición. Pero también debemos recordar películas que pertenecen a géneros que raramente son nominados, y que por ello no dejan de merecer esa candidatura final. Ellas son ‘Wall·E‘ y ‘El caballero oscuro‘, dos obras maestras en sus respectivos géneros.

MEJOR DIRECTOR

  • David Fincher (‘El curioso caso de Benjamin Button’)
  • Ron Howard (‘Frost/Nixon’)
  • Gus Van Sant (‘Milk’)
  • Stephen Daldry (‘The Reader’)
  • Danny Boyle (‘Slumdog Millionaire’)

boyle-oscar

Ganará… Danny Boyle. Tiene un enorme mérito como ha retratado un hombre inglés a esa tierra que un día fue colonia del Imperio Británico, la India. A su favor está que Slumdog Millionaire parece el caballo ganador de la noche.

Quién me gustaría… David Fincher. Idolatrado. Un maestro. Su corta pero gran filmografía así lo demuestra. ‘El curioso caso de Benjamin Button’ no es más que un nuevo ejemplo de cómo hacer cine.

Se olvidaron de… En consonancia con las ausencias de la categoría a la mejor película (film-director, salvo en contadas ocasiones, siempre deberían ir de la mano), aquí se echa en falta a Clint Eastwood y Sam Mendes por ‘El intercambio’ y ‘Revolutionary Road’. También falta Christopher Nolan, pues el despliegue de placeres visuales de su caballero oscuro es impresionante, así como Andrew Stanton por haber parido esa joya llamada ‘Wall·E’.

MEJOR ACTOR

  • Sean Penn (‘Milk’)
  • Brad Pitt (‘El curioso caso de Benjamin Button’)
  • Mickey Rourke (‘The Wrestler’)
  • Richard Jenkins (‘The Visitor’)
  • Frank Langella (‘Fros/Nixon)

rourke

Ganará… Intuyo que la Academia, siempre gustosa de ello, premiará a esa figura que ha renacido desde lo más bajo para volver a lo más alto: Mickey Rourke.

Quién me gustaría… Teniendo en cuenta que no he visto la interpretación ni de Mickey Rourke ni de Richard Jenkins, no puedo opinar sobre ellas. De los tres restantes, no hay duda, Frank Langella por su creíble Nixon.

Se olvidaron de… A bote pronto, me vienen a la cabeza tres grandes interpretaciones: Clint Eastwood. Sí, ha sido el gran olvidado en todas las categorías. En esta ocasión por su papel de viejo gruñón en ‘Gran Torino’. Leonardo Di Caprio. Papelón de marido “feliz” en la Vía Revolucionaria. Benicio del Toro. ¿Hay alguna interpretación mejor que la realizada por el portorriqueño reencarnando al Che Guevara?.

MEJOR ACTRIZ

  • Anne Hathaway (‘La boda de Rachel’)
  • Angelina Jolie (‘El intercambio’)
  • Melissa Leo (‘Frozen River’)
  • Meryl Streep (‘La duda’)
  • Kate Winslet (‘The Reader’)

winslet-lector

Ganará… Kate Winslet por ‘The Reader’. Impresionante interpretación a la que la Academia de seguro premiará.

Quién me gustaría… Obvio, Kate Winslet.

Se olvidaron de… Kate Winslet por su interpretación de esa mujer encerrada en su cruda realidad en ‘Revolutionary Road’. Cate Blanchett por su interpretación de Daisy en ‘El curioso caso de Bejamin Button’. No se me ocurre ninguna más (tampoco es que haya visto muchas).

MEJOR GUION ORIGINAL

Ganará… Milk‘. A no ser que de nuevo a los octogenarios de la academia les de por infravalorar los trabajos sobre temáticas gays (ej. Brokeback Mountain), todo apunta a que el Oscar será para el trabajo de Dustin Lance Black. En su defecto, iría a parar a las manos de Martin McDonagh por ‘Escondidos en Brujas‘.

Quién me gustaría… La joya de este año ha sido la sorprendente ‘Wall·E‘. Sino la mejor, una de las mejores películas del año. Así que no estaría mal que le reconocieran el trabajo hecho con este premio. Sin duda, todo lo que vaya a parar a ‘Wall·E’, merecido es.

Se olvidaron de… Sin pensarlo detenidamente, me viene a la mente únicamente el guión de ‘El Intercambio‘.

MEJOR GUION ADAPTADO

Ganará… Una vez más, el premio irá a parar a las manos de ‘Slumdog Millionaire‘. Creo que arrasará en las candidaturas importantes en las que compite (película, director, guión).

Quién me gustaría… The Reader‘. Se merece este premio.

Se olvidaron de… ¿Dónde está ‘Revolutionary Road‘?