‘The dark knight rises’. Trepidante pero rutinaria.

the_dark_knight_rises (1)Batman había desaparecido del mapa. La ciudad de Gotham parecía volver a respirar bajo el amparo brindado por la Ley Dent y el rigor cívico del Comisario Gordon, así que las heroicidades del hombre murciélago ya no eran precisas. Pero todo no podía ser tan bonito, pues pronto tendremos al malvado de turno, Bane, haciendo de las suyas, sembrando el terror y el caos por las pulcras aceras de esta gran y ficticia urbe. En fin, que el bueno (y lisiado) de Bruce Wayne deberá ponerse en forma y enfundarse el traje… de nuevo.

Dentro de la trilogía elaborada por Christopher Nolan, ‘The dark knight rises’ aparece como la más floja de las tres entregas que componen la saga. En cualquier caso, tampoco caigamos en dramatismos, pues hablamos de una buena película. Ofrece un espectáculo poderoso, sustentado en la tensión narrativa que el cineasta siempre ha sabido impregnar a sus relatos. El problema aquí no es otro que las limitaciones de la historia, la cual parece dar la sensación de que ejerce de puente hacia un cuarto volumen más que otra cosa.

La felina Catwoman, el germen de Robin y la alargada sombra de Ra Al Ghul son los tres aditivos que buscan darle el valor añadido a las andanzas de “El caballero oscuro”. En fin, una factura técnica de diez, un reparto estelar liderado por el colosal Christian Bale y un cineasta con pedigrí a cargo de todo ello. Es lo que hay, lástima que el relato carezca, en esta ocasión, de la profundidad que antaño sí tenía. Con todo, una historia tan trepidante como frenética.

7.5/10

Anuncios

‘Brokeback mountain’. Melancólica postal.

Son los años sesenta y estamos en las frías laderas de Brokeback mountain. Dos hombres venidos de lejos en busca de trabajo, Ennis del Mar y Jack Twist, coincidirán en tiempo y lugar. Surgirá así una amistad especial, una relación tan benévola como conflictiva, tan cálida como dolorosa. Desde entonces, permanecerán unidos, y lo harán a pesar de la distancia que separa a Wyoming de Texas, a pesar de la artificiosa vida que llevarán con sus respectivas esposas y familias. Mantendrán siempre un punto  en común: Brokeback mountain.

El acelerado lapso temporal que el guión le impone a la narración mengua un tanto la perfección de esta obra. No le resta, sin embargo, sentimiento al asunto. Historia de amor hiriente. Un plato ya conocido, pero servido aquí de un modo brillante conforme al gusto triste y desasosegado de Ang Lee, acompasado todo por el ritmo que marca Gustavo Santaolalla y engalanado por la brillante cámara de Rodrigo Prieto.

Ennis del Mar es el personaje fuerte del film. Un vaquero rudo, de fuerte carácter y temperamento, maltratado perpetuamente por la vida y cuyo corazón dicta unos sentimientos e impulsos que no concuerdan con sus pensamientos, con su forma de ser. “¿Sabes lo que les sucede a los vaqueros como tú y como yo?“, le espenta a su gran amor, a Jack Twist.

Recital de Heath Ledger, quizás la mejor interpretación de su efímera carrera. La sobresaliente dupla que conforma con Michelle Williams devora en cuanto a emotividad al tándem opuesto, Gyllenhaal y Hathaway. Melancólica postal que va directa a punzar el sentimiento del espectador.

8.5/10 

‘Alice in Wonderland’. Fascinante aventura onírica.

Era vox populi que al friki gótico de Burton lo echaron a patadas de la Disney ya hace un tiempo. No acababa de entrar dentro del esquema de los jefazos de la productora. Sin embargo, aquel chaval con un talento descomunal acabó abriéndose un camino dentro del mundo del cine, y qué camino! Suyas son algunas obras que están entre mis favoritas (véase Eduardo Manostijeras). Su universo es suyo, es decir, tiene algo de propio, de peculiar. En pocas palabras, es un genio. Hasta tal punto lo será, que hoy vuelve por la puerta grande (y al parecer con sus condiciones, puesto que esta Alicia no es, en ciertos puntos, la típica Disney) a aquella productora que, en su día, lo puso de patitas en la calle.

Tim Burton nos deleita a través de su recreación de ese fascinante País de las maravillas. Un submundo totalmente onírico, en el que Alicia soñará con un imposible, con ser una salvadora, con acabar cortando la cabeza del Galimatazo empuñando una espada muy especial, trayendo el día Gloricioso con ello y permitiendo a todos sus amigos vivir en paz, armonía y amor, liberados de la malvada Reina Roja. De todo ello, de todo ese derroche visual con el que Burton ha acompañado a esta historia, queda uno prendado desde el primer plano. Visualmente es muy poderosa, te sumerges en la magia del sueño al mismo tiempo que Alicia, porque aunque la historia no está mal, es el envoltorio con el que se nos presenta ésta, con el peculiar toque burtoniano, lo que acaba deslumbrando y encadilando a uno.

Como complemento de todo, y dentro de la temática Disney, Tim Burton (o la guionista del film, o los jefazos de la productora) incluyen el mensaje propio de estas cintas. Un mensaje que, en esta ocasión, glorifica la majadería, pero la sana. Ésa que se plasma en el “seamos realistas, pidamos lo imposible”. Y lo hace, sin embargo, a través de un ingrato alegato en pro de la colonización, eufemísticamente llamada, desde Occidente, apertura del comercio. Salvando este desvergonzado final, seamos realistas y quedémonos con el mundo onírico, el de verdad, el del sombrerero y la Reina Roja, el que atormentaba los sueños de Alicia.

Oscar 2009: And the winner is…

Oscar Statuettes

Hoy es el día. O mejor dicho, esta noche se celebra la 82ª edición de los Oscar. Sí, esas estatuillas doradas a las que tanto y tanto ansían (por lo que representan más que por el valor que tienen) las celebridades que se mueven por este mundo del Séptimo arte, son entregadas nuevamente en esta madrugada del domingo al lunes. 

Se podría calificar de noche mágica del cine. Y así lo hacen muchos. Yo, en cambio, la considero más como la noche farandulera por excelencia del mundo del cine. La noche en la que todos están contentos, todos son amigos, todos irradian felicidad. Todos van guapos y guapas con esos trajes tan presuntuosos con los que visten hoy. No hay malas caras, ni enfados (salvo el de alguno que se queda con la miel en los labios). Sólo sonrisas de oreja a oreja. 

Se califique como se califique, estamos ante la nueva edición de estos premios forjados en el marketing y en el comercialismo de la industria de Hollywood. Unos premios a los que algunos desean y esperan, y otros detestan. Unos premios que levantan el mismo grado de expectación como de pavor. Lo que seguro que no levantan estas estatuillas, la palabra que jamás provocarán, es la de indiferencia.

Nos guste o no, los aburramos o no, los esperemos o los detestemos, todos nos hacemos eco de quiénes fueron los ganadores. De si nos pareció justo o no. De si tal de si cual. Por ello, y como los Oscar van acompañados de todo este ritual, hoy se dedica este espacio a la predicción de las vencedoras de esta noche, la añoranza y el sentimiento de decepción por las grandes obras olvidadas, y el deseo de ser académicos y poder decidir quiénes son los ganadores/as. Así pues, paso a describir cuáles han sido para mí las grandes olvidadas, cuáles ganarán, y cuáles hubieran ganado de poseer yo el voto decisivo.

MEJOR PELICULA

  • ‘El curioso caso de Benjamin Button’
  • ‘Frost/Nixon’
  • ‘Slumdog millionaire’
  • ‘Milk’
  • ‘The reader’

slum-22

Ganará… ‘Slumdog Millionaire‘. Es su año. Ha dado el ‘pelotazo’ y aparece en todas las quinielas. Pese a ello, no me parece la mejor película de esta edición.

Quién me gustaría… ‘El curioso caso de Benjamin Button‘. La más completa de las cinco candidatas, la que más me ha llenado de todas. Yo se lo daría a ella o a la película que más me ha inquietado este año y más me ha hecho reflexionar, ‘The Reader‘.

Se olvidaron de…  ‘El intercambio‘. Cinta con aire de clásico que, para mí, ha sido uno de los mejores trabajos del 2008. ‘Revolutionary Road‘, ese retrato amargo, también tendría que haber estado incluido en esta categoría. Quizás han sido las dos gran olvidadas de esta edición. Pero también debemos recordar películas que pertenecen a géneros que raramente son nominados, y que por ello no dejan de merecer esa candidatura final. Ellas son ‘Wall·E‘ y ‘El caballero oscuro‘, dos obras maestras en sus respectivos géneros.

MEJOR DIRECTOR

  • David Fincher (‘El curioso caso de Benjamin Button’)
  • Ron Howard (‘Frost/Nixon’)
  • Gus Van Sant (‘Milk’)
  • Stephen Daldry (‘The Reader’)
  • Danny Boyle (‘Slumdog Millionaire’)

boyle-oscar

Ganará… Danny Boyle. Tiene un enorme mérito como ha retratado un hombre inglés a esa tierra que un día fue colonia del Imperio Británico, la India. A su favor está que Slumdog Millionaire parece el caballo ganador de la noche.

Quién me gustaría… David Fincher. Idolatrado. Un maestro. Su corta pero gran filmografía así lo demuestra. ‘El curioso caso de Benjamin Button’ no es más que un nuevo ejemplo de cómo hacer cine.

Se olvidaron de… En consonancia con las ausencias de la categoría a la mejor película (film-director, salvo en contadas ocasiones, siempre deberían ir de la mano), aquí se echa en falta a Clint Eastwood y Sam Mendes por ‘El intercambio’ y ‘Revolutionary Road’. También falta Christopher Nolan, pues el despliegue de placeres visuales de su caballero oscuro es impresionante, así como Andrew Stanton por haber parido esa joya llamada ‘Wall·E’.

MEJOR ACTOR

  • Sean Penn (‘Milk’)
  • Brad Pitt (‘El curioso caso de Benjamin Button’)
  • Mickey Rourke (‘The Wrestler’)
  • Richard Jenkins (‘The Visitor’)
  • Frank Langella (‘Fros/Nixon)

rourke

Ganará… Intuyo que la Academia, siempre gustosa de ello, premiará a esa figura que ha renacido desde lo más bajo para volver a lo más alto: Mickey Rourke.

Quién me gustaría… Teniendo en cuenta que no he visto la interpretación ni de Mickey Rourke ni de Richard Jenkins, no puedo opinar sobre ellas. De los tres restantes, no hay duda, Frank Langella por su creíble Nixon.

Se olvidaron de… A bote pronto, me vienen a la cabeza tres grandes interpretaciones: Clint Eastwood. Sí, ha sido el gran olvidado en todas las categorías. En esta ocasión por su papel de viejo gruñón en ‘Gran Torino’. Leonardo Di Caprio. Papelón de marido “feliz” en la Vía Revolucionaria. Benicio del Toro. ¿Hay alguna interpretación mejor que la realizada por el portorriqueño reencarnando al Che Guevara?.

MEJOR ACTRIZ

  • Anne Hathaway (‘La boda de Rachel’)
  • Angelina Jolie (‘El intercambio’)
  • Melissa Leo (‘Frozen River’)
  • Meryl Streep (‘La duda’)
  • Kate Winslet (‘The Reader’)

winslet-lector

Ganará… Kate Winslet por ‘The Reader’. Impresionante interpretación a la que la Academia de seguro premiará.

Quién me gustaría… Obvio, Kate Winslet.

Se olvidaron de… Kate Winslet por su interpretación de esa mujer encerrada en su cruda realidad en ‘Revolutionary Road’. Cate Blanchett por su interpretación de Daisy en ‘El curioso caso de Bejamin Button’. No se me ocurre ninguna más (tampoco es que haya visto muchas).

MEJOR GUION ORIGINAL

Ganará… Milk‘. A no ser que de nuevo a los octogenarios de la academia les de por infravalorar los trabajos sobre temáticas gays (ej. Brokeback Mountain), todo apunta a que el Oscar será para el trabajo de Dustin Lance Black. En su defecto, iría a parar a las manos de Martin McDonagh por ‘Escondidos en Brujas‘.

Quién me gustaría… La joya de este año ha sido la sorprendente ‘Wall·E‘. Sino la mejor, una de las mejores películas del año. Así que no estaría mal que le reconocieran el trabajo hecho con este premio. Sin duda, todo lo que vaya a parar a ‘Wall·E’, merecido es.

Se olvidaron de… Sin pensarlo detenidamente, me viene a la mente únicamente el guión de ‘El Intercambio‘.

MEJOR GUION ADAPTADO

Ganará… Una vez más, el premio irá a parar a las manos de ‘Slumdog Millionaire‘. Creo que arrasará en las candidaturas importantes en las que compite (película, director, guión).

Quién me gustaría… The Reader‘. Se merece este premio.

Se olvidaron de… ¿Dónde está ‘Revolutionary Road‘?